¿Han capeado mejor la reciente crisis financiera las instituciones financieras con mejores estructuras de gobierno corporativo? ¿Y aquellas que cuentan con Presidentes más cualificados? Respondemos a estas preguntas en el contexto de las Cajas de Ahorros españolas. Encontramos que las instituciones de gobierno corporativo formal (por ejemplo, el método de elección de los miembros de la Asamblea General) y las del gobierno corporativo real (como la composición efectiva de la Asamblea y el papel que los partidos políticos desempeñan en ella) no estan muy correlacionadas, con la composición de la cartera de créditos (el volumen de crédito al sector inmobiliario y de préstamos a particulares) o con los resultados de esa cartera (la tasa de morosidad de esos créditos durante la crisis o la rebaja de la calificación crediticia) en el momento álgido de la crisis financiera. Por otra parte, encontramos un efecto claro y significativo del capital humano de los Presidentes de las Cajas sobre la composición y los resultados de la cartera de créditos. En particular, obtenemos que (1) las Cajas cuyos Presidentes ocuparon con anterioridad cargos políticos han tenido unos resultados crediticios significativamente peores; (2) las Cajas cuyos Presidentes carecían de una formación de postgrado presentan unos resultados significativamente peores; y (3) las Cajas con Presidentes sin experiencia bancaria previa mostraron unos resultados significativamente peores. Examinamos las implicaciones de esta evidencia para comprender de los orígenes de la crisis y afrontar la futura regulación de las Cajas de Ahorros.

Dejar respuesta