No es lo mismo empezar a trabajar o estar trabajando para una empresa ya formada que tiene espalda económica, a ser emprendedor, lo cuál implica arrancar de cero y estar un buen tiempo haciendo sacrificios tanto económicos como de nuestro propio tiempo de vida. Cómo todo ser humano tenemos problemas cotidianos, y sentimentales que nos pueden afectar, en el caso de la pérdida de un ser querido, el rompimiento con una pareja son momentos que pueden derrumbar emocionalmente a cualquier persona, pero ahora vamos a hablar de lo que puede afectar directamente en lo cotidiano a un emprendedor. Para esto debemos tener en cuenta vivencias de los demás emprendedores y saber escuchar y aprender de los demás, para luego transformar eso en un ejemplo y tratar de hacerlo a nuestro modo pero sabiendo cuales pueden ser los resultados.

Superando piedras del camino como un buen emprendedor

Muchas veces ni bien comenzamos a soñar con ser buenos emprendedores lo primero que sentimos son los miedos de si nos va a ir bien, o que pasaría si fracasamos, debemos lograr para esto poner objetivos a corto plazo y que nos cueste esfuerzo pero dentro de lo posible de realizar, así veremos que fuera de la zona de confort podemos adaptarnos fácilmente y como todo subir peldaño a peldaño.

Cuando tenemos una idea de negocio lo primero que se nos viene a la mente es el dinero para los materiales mínimos e indispensables que vamos a necesitar para poder comenzar, y si nos encontramos escasos del mismo a lo primero que vamos a atinar es a bajar los brazos o sentirnos mal, pues bien si tenemos una familia le podremos plantear nuestra idea, ellos podrán entender y ayudarnos con algunas cosas.

Si esto no resulta porque o no pueden sustentar el negocio o la idea , no recomiendo prestamos ni nada por el estilo, puedo dar mi propio ejemplo en cuál empecé a trabajar de lo primero que se me presento, en un taller de autos, luego de a poco haciendo edición de vídeos y vendiendo publicidad de una radio. Tomando trabajos pequeños, pueden ser mal pagos si, pero de a poco juntaras un mínimo de capital para poder comenzar, esa fue mi forma de hacerlo por lo menos.

Traten en lo posible de ver la forma en la que podáis emprender el negocio con los menores costos posibles, en internet hay miles de trabajos que sólo necesitáis un computador.

En muchos casos y me incluyo, podemos encontrarnos solos, lo cuál implica el desánimo y sentir como se pierde la fuerza al pensar que vamos a tratar de luchar solos contra el mundo. En mi caso nunca deje de practicar el networking, lo cuál hace que naturalmente al ser emprendedores hablemos del tema con muchas mas personas logrando ampliar nuestro círculo de contactos o de personas que nos pueden brindar solo su experiencia para poder saber que no estamos solos y poder tomar sus consejos para seguir adelante. Consejo propio usen Google Plus.

Cuando ya arranquéis a emprender tengan en cuenta que el equivocarse siempre es una posibilidad, así ya se formen como profesionales siempre se podrán equivocar, primero para evitarlo tenemos que ser muy cautelosos y organizar de que forma vamos a trabajar para poder evitarlo, en el caso de que ocurra lo mejor que existe es la sinceridad, diciendo al cliente la verdad, y tratando de recompensarlo de alguna forma. Queda en el cliente si acepta o no, pero van a estar tranquilos consigo mismos.

Las principales causas son las mencionadas, si tienen alguna vivencia que creo debe haber miles, comenten así sabremos como se pueden ir superando distintas etapas y baches.

Dejar respuesta