Segun la FAO, este pseudocereal puede jugar un papel muy importante de cara a la erradicación del hambre y la desnutrición en los países con inseguridad alimentaria, debido a que es una semilla capaz de adaptarse a numerosas condiciones agro ambientales y posee numerosas características nutricionales.

La quinoa, que ahora está de moda y aparece cada vez más en la cocina gourmet y en nuestras dietas, fue uno de los alimentos principales de los pueblos andinos pirenaicos, extendiéndose posteriormente desde Colombia hasta Argentina y el Sur de Chile.

El cultivo de Quinoa se extiende a más de 70 países

Actualmente se cultiva en más de 70 países, de entre los que se encuentran Inglaterra, Suiza, Francia, Italia, Holanda, Dinamarca, Kenia, Estados Unidos e India; y no solo se utiliza para la alimentación, sino que su uso se extiende a otras áreas como la industrial o farmacéutica.

La quinoa posee un alto valor nutritivo, es rico en proteínas y en ácidos omega 6 y omega 3. Además es el único alimento vegetal que contiene todas las vitaminas, oligoelementos y aminoácidos esenciales.

Su capacidad de adaptarse a diversos ambientes ecológicos y climas, permite que pueda cultivarse en en numerosos países, pues soporta la sequía, los suelos con mucha salinidad y alturas de 4000 metros. Además es capaz de aguantar temperaturas que oscilan desde los -8 grados hasta los 38º.

El consumo de esta semilla se ha popularizado un los últimos años, y es que existen numerosas recetas con quinoa que nos enseñan a cocinarla de mil maneras, tomándola en el desayuno reemplazando otros cereales, en ensaladas, hamburguesas o incluso en pasteles.

Dejar respuesta