Durante la Segunda Guerra Mundial hubo un evento que muchos tuvieron que lamentar, y fue el ataque a la base militar Pearl Habor de Estados Unidos por parte de los japoneses, lo que cambió el curso de la guerra de muy mala manera. En la visita que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, hará a Estados Unidos a finales de diciembre, le gustaría visitar la base junto con Barack Obama.

Rompe una larga tradición al igual que ya hizo Obama

Shinzo Abe será el primer ministro japonés que durante su visita a Estados Unidos visite la base militar de Pearl Habor, la cuál el 7 de diciembre sufrió el ataque de los japoneses en plena Segunda Guerra Mundial, dejando 13.000 muertos e iniciando la guerra personal entre USA y Japón que duró hasta 1945.

Para Abe, esta es una oportunidad para demostrar que las viejas heridas ya se han cerrado y que se tiene que seguir hacía adelante. Hay que mirar hacía atrás para recordar siempre a las víctimas, pero se tiene que seguir hacía el futuro dejando de lado las diferencias y las hostilidades. Su mujer, Akie, ya estuvo en esta misma base en agosto de este año, donde ofreció flores en honor a las víctimas que murieron en el ataque japonés.

Pearl Habor recibirá la visita del primer ministro japonés

Abe no es el único en romper la tradición, puesto que en mayo, cuando Barack Obama fue a Japón, también visitó la ciudad de Hiroshima, una de las dos ciudades japoneses que fue víctima del ataque nuclear lanzado por Estados Unidos en 1945 y que puso fin a la guerra. Según Abe, esta es una muestra del final de las hostilidades entre ambos países y cree que su relación debe prosperar por el bien de ambos, con el objetivo de crear un mundo libre de armas nucleares donde la gente pueda vivir tranquilo sin miedo de tener que pasar por una guerra.

Dejar respuesta