En el mundo se escuchan muchas historias increíbles, algunas que a veces se piensan que no son ciertas. Como por ejemplo, ¿es posible que un hombre disfrazado de un personaje de cómic robe en un banco? ¿Qué otro disfrazado entre en un cine y acabe matando a cientos de personas? Si, todo esto ha pasado. Y cada día aparecen historias más increíbles.

Roba cinco millones y se gasta uno en su juego favorito

Kevin Lee Co, residente de Rocklin en California, trabajaba en el departamento de Contabilidad de su empresa y nadie podía imaginar que era lo que iba a hacer. Poco a poco, este hombre había estado robando a su empresa, hasta haber llegado, según supone la policía, un total de cinco millones de dólares sin que estos se percatasen.

Durante el tiempo que estuvo robando, el hombre no perdió el tiempo y se dedicó a comprarse vehículos de lujo, muebles, entradas en las mejores gradas para ver sus partidos favoritos de fútbol americano y baloncesto. Claro, lo que todo el mundo haría si consiguiera robar cinco millones, ¿no? Pues no, de los cinco millones, solo cuatro fueron destinados a este lujo.

Tras robar cinco millones, se gastó un millón de dólares en su videojuego favorito

¿En que se gastó el otro millón? Pues ni más ni menos que en su videojuego favorito para móviles, Game of war, según ha publicado el diario Sacramento Business Journal, un juego al que estaba muy enganchado.

Ahora mismo se encuentra en disposición judicial y ha confesado que ha robado esa cantidad de dinero. Será en 2017 cuando sea sentenciado y puede afrontar una pena de hasta 20 años de cárcel. Aunque todavía no se ha hablado sobre su fianza, si que es posible que cuenta con la opción de pagarla. Sería una de 250.000 dólares por fraude y otra de 500.000 dólares por blanqueo de dinero.

Dejar respuesta